¡Si quieres surfear, escríbenos!

¿ A qué playa voy a surfear?

¿ A qué playa voy a surfear?

Esa es la pregunta del millón…jejeje…a muchos os habrá pasado que vais a surfear a una playa cualquiera, un día cualquiera a una hora cualquiera y resulta que pillais olas de mierda y si por casualidad otro día repetís y os vuelve a pasar lo mismo… sale la mítica frase : ésta playa es una mierda, aquí no vuelvo !!

En realidad puede que esos días esa playa no fuera el mejor destino o que simplemente os han coincidido malas condiciones ambos días para ese sitio. Sí que es verdad que hay playas más afortunadas que otras para surfear por la regularidad de condiciones óptimas. Es decir que es más probable que coincida un baño digno yendo a boleo allí. Pero no es más que una lotería en realidad.

Por otra parte, decir que mirar las previsiones, conocer los bajos ,escoger el mejor momento etc… no garantiza encontrar la perfección o la calidad que esperábamos ya que influyen tantísimos factores para que una ola rompa bien que se nos escapa a los humanos…. a no ser que te construyas una piscina a lo Kelly .Ésta es parte de la esencia del surfing, y es que no hay dos olas iguales, ni siquiera en el mismo baño por eso hay que adaptarse a lo que nos viene y estar contento por haber podido surfear unos auténticos regalos como son las olas.

          Foto : Kelly Slater en su ola perfecta

Básicamente para ir a la playa adecuada tienes escoger la playa con la orientación adecuada a la dirección y tamaño  del oleaje. Pero además tienes que saber el tamaño y tipo de ola ideal para tu nivel o para tus intereses. También es bueno saber si  los fondos de arena están más o menos bien fijados para que salgan olas del estilo que buscas. Que la marea coincida es importante también. Y si el viento que sople en ese lugar es de tierra a mar ya lo bordas…

En principio vamos a ver como dependiendo de la playa y su orientación podemos jugar con el tamaño de olas que ahí rompe. Si una playa está orientada de tal manera que la dirección del oleaje va directo sobre la misma encontraremos el máximo tamaño de ola ( sin tener en cuenta aspectos como las corrientes, la profundidad, el perfil del fondo ,etc.  que pueden alterar ésta “regla” ). Si por ejemplo hay un mar de fondo de 1m y la dirección es del noroeste, en ésa playa orientada al noroeste puede haber 0,5m aprox. con el fondo y punto de marea adecuado. En cambio con el mismo tamaño y dirección de las olas en otra playa orientada al nordeste no habrá olas (tendrán un tamaño mínimo).

Aquí entra en juego también la propia morfología del litoral (cabos, bahías ,islas, etc.) .Por ejemplo, basándonos en la costa cantábrica, las playas orientadas al Noroeste son las más expuestas a la dirección del oleaje predominante y en cuanto empiezan a estar orientadas al Norte, Nordeste o Este cada vez están menos expuestas y por tanto el tamaño de las olas será menor.

Esto se explica por el fenómeno de la difracción de las olas. Cuando las ondas encuentran un obstáculo ( un dique, una isla, un cabo…), las ondas pivotan en el borde del mismo y se mueven hacia la zona resguardada o protegida. La onda difractada en la zona de abrigo formará arcos de circunferencia aproximadamente concéntricos en los que la altura de la ola decrecerá de forma exponencial a lo largo de las crestas. Lo difícil es saber exactamente cuánto decrecerán. Lo que hacemos es saber por experiencia cuanto mar de fondo y dirección del mar es necesario para que  una playa u otra funcione.


Foto: Difracción de las olas         

Foto : Covachos, difracción de las olas

Como veis influyen muchas variables muy difíciles de controlar. En nuestras clases de perfeccionamiento escogemos por vosotros la playa más adecuada en el mejor momento posible para que salga una clase, al menos, buena. La mayoría salen muy bien.

¡¡Muchas gracias a tod@s y un saludo!!

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *